Cuba se propone contribuir al proceso de revitalización de la AEC

Conferencia de Prensa ofrecida por de la Paz, director general para y el del MINREX, a propósito de la VII Cumbre de la Asociación de Estados del , 4 de junio de 2016, en ,

Transcripción:

Manuel Aguilera de la Paz: Muchas gracias a todos por su presencia esta mañana.

Como todos ustedes conocen Cuba va a ser sede el próximo 4 de junio de la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la . Esta cumbre va a estar precedida por una reunión preparatoria a nivel de altos funcionarios el día 2 de junio y por la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que habitualmente precede a las cumbres que se va a celebrar el día 3 y que mayormente participan cancilleres de los países miembros, asociados y observadores de la .

También conocen ustedes que la Asociación de Estados del Caribe está integrada por 25 estados independientes; todos los estados de , 14, con excepción de Monserrat, Cuba y República Dominicana para completar la cuenca del Caribe; todos los países centroamericanos incluyendo El Salvador aunque es el único que no tiene costas al Caribe pero se asoció también a la Asociación de Estados del Caribe como miembro pleno; más Colombia, México y Venezuela. Es decir, todos los estados isleños del Caribe y los estados que tienen costas al mar Caribe.

La Asociación tiene además 7 miembros asociados que son los territorios de y del Reino de los Países Bajos. también es miembro asociado en representación de Guyana Francesa, de San Bartolomé y de Saint Martin. Y los Países Bajos son miembros asociados también en representación de Saba, San Eustaquio y Bonaire. Los otros asociados son los departamentos franceses de ultramar de Guadalupe y Martinica y los territorios autónomos de Países Bajos, Aruba, Curazao y Sint Martin. También están invitados a la Cumbre los 21 países y las 9 organizaciones que tienen estatus de observadores ante la ; de esas 9 organizaciones hay 6 que son observadores fundadores y además de eso hay 23 invitados especiales, no han confirmado todos todavía, invitados especiales del Secretario General e invitados especiales del Presidente del Consejo de Ministros que es nuestro país.

Cuba asumió la presidencia del Consejo de Ministros de la Asociación el pasado 19 de enero la vigésima primera Reunión del Consejo de Ministros que se celebró en la ciudad de Pétion-Ville en la República de Haití.

La cumbre debe aprobar una declaración política, la Declaración de La Habana, —por tradición las declaraciones de las cumbre llevan el nombre de la ciudad sede—, y además de eso el Plan de Acción de la Asociación para el periodo 2016-2018 que da continuidad al Plan de Acción aprobado en la V Cumbre de la AEC que se celebró en abril de 2013 en la ciudad de Pétion-Ville en Haití. Previamente habrá una sesión, —antes de la aprobación de estos documentos—, en la que los Jefes de Estado y de Gobierno y otros jefes de delegaciones de los países miembros y miembros asociados harán uso de la palabra e intercambiarán sobre el tema “Unidos para enfrentar los retos del desarrollo sostenible, el cambio climático y la paz en el Caribe”.

En la reunión previa del Consejo de Ministros del día 3, el Embajador Alfonso Múnera Cavadía, actual Secretario General de la Asociación, presentará un informe sobre su gestión desde abril de 2012, fecha en que asumió el cargo. Además, se van a poner adjuntos los proyectos de Declaración y Plan de Acción que se presentarán a la aprobación de los Jefes de Estado y de Gobierno en la Cumbre; y se elegirá un nuevo Secretario General de la Asociación que asumirá sus funciones a partir del 1ro de agosto del presente año, o sea, durante la Cumbre el embajador Alfonso Múnera seguirá siendo el Secretario General de la Asociación.

Asimismo, se va a decidir sobre la solicitud de admisión como miembro asociado en nombre propio del territorio francés de Saint Martin, actualmente representado por Francia. También, se va a evaluar la solicitud de admisión como observadores del Estado Plurinacional de Bolivia, de la República Oriental del Uruguay, de la República de Kazajstán o Kazajistán, como se llama ahora, y de la Alianza  Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, tratado de comercio de los pueblos (ALBA – TCP).

La Asociación tiene una gran importancia para Cuba y para nuestra región. Como ustedes saben, se creó el 24 de julio de 1994, está próxima a cumplir 22 años, por iniciativa de los estados de la Comunidad del Caribe en un momento muy complejo para nuestro país, en pleno Periodo Especial, después del derrumbe del campo socialista europeo, la desintegración de la Unión Soviética y cuando Estados Unidos recrudecía el bloqueo contra nuestro país. Entonces, la AEC fue la primera organización regional a la que Cuba se integró como miembro pleno y fundador gracias a la solidaridad de los países del área.

Además, la Asociación promueve la integración latinoamericana y caribeña pues aglutina 25 de los 33 Estados latinoamericanos y caribeños, con más de la mitad de su población. Su declaración programática adoptada en la Primera Cumbre que se celebró en el año 1995 en Trinidad y Tobago estableció el turismo, el transporte y el comercio como áreas estratégicas; posteriormente, se sumó la cooperación para enfrentar los desastres naturales que azotan crecientemente a nuestra región.

Tal como se constató en la Declaración de Mérida, en la VI Cumbre celebrada en el año 2014 en esta ciudad de Yucatán, con motivo del vigésimo aniversario de la Asociación y en la evaluación del Plan de Acción de Pétion-Ville que se realizó en esa Cumbre, hay indudables logros y avances a lo largo de estas dos décadas de trabajo de la AEC; pero también, a pesar de los avances, se reconoció que son evidentes los enormes retos que nos quedan por vencer. En particular, por mencionar algunos de ellos, el desarrollo del comercio y las inversiones que siguen siendo una asignatura pendiente entre nuestros países debido a los problemas de conectividad aérea y marítima que son conocidos en la región y a las dificultades en la economía, la mayoría de las cuales son economías pequeñas, sometidas a los embates de la crisis global económica y financiera internacional. Debemos encontrar, —y ese es uno de los propósitos de la Cumbre—,soluciones novedosas, factibles y convenientes para todos en estas áreas.

También nos proponemos continuar el desarrollo del turismo multidestino sustentable, la diversificación de los mercados turísticos y el ascenso en términos de calidad de los servicios turísticos que ofrece nuestra región y que  constituyen la principal fuente de ingreso de la mayoría de los Estados Miembros, sobre todo de los pequeños estados insulares del Caribe y la formación de personal capacitado. Estos son propósitos de trabajo, metas que se van a incorporar en el Plan de Acción que se debe aprobar en la Cumbre.

Finalmente, quiero señalar también como otra tarea muy importante de esta Cumbre, el incremento, la ampliación y el fortalecimiento de la cooperación para el enfrentamiento de los efectos del cambio climático que ponen en riesgo la base económica y la existencia de muchos de los países miembros de la AEC. El tema de la elevación de los niveles del mar es muy riesgoso para las pequeñas islas del Caribe, el incremento de la frecuencia e intensidad de los huracanes, la erosión costera, la amenaza de especies como el pez león y otros que ponen en peligro la diversidad biológica, es decir, son numerosos riesgos y desafíos derivados de los efectos del cambio climático y del calentamiento global en los que la asociación ha trabajado arduamente en los últimos años pero todavía es necesario continuar ampliando y profundizando nuestra cooperación.

Debo decir que Cuba siempre ha jugado un papel muy activo en la Asociación de Estados de Caribe. Hemos sido vicepresidentes de la Mesa Directiva del Consejo de Ministros y hemos participado activamente en los cinco Comités Especiales que forman parte de la estructura permanente de la Asociación. Actualmente presidimos el Comité Especial de Presupuesto y Administración y somos miembros de la Subcomisión Científico-Técnica de la Comisión del Mar Caribe. También hemos participado activamente en el Consejo de Representantes Nacionales del Fondo Especial de la asociación, que tiene como propósito recaudar financiamiento y administrar el  presupuesto de la asociación y el financiamiento de los proyectos que se adoptan.

También hemos participado y hemos sido autores de algunos proyectos promovidos por la AEC. Somos autores del proyecto de Mapas de Rutas Marítimas para contribuir a la información sobre la conectividad en el Mar Caribe. Somos además país piloto en el proyecto sobre el Fortalecimiento de Operaciones y Servicios Hidrometeorológicos en los pequeños estados insulares en desarrollo del Caribe y estamos apoyando el proyecto para el desarrollo de indicadores para la zona del turismo sustentable del Caribe.

También hemos presentado para incluir en el programa del Plan de Acción un proyecto sobre las alternativas de control del cambio climático en las costas arenosas del Caribe y un proyecto para la mitigación de los efectos del cambio climático sobre los arrecifes coralinos del Caribe.

Adicionalmente, propusimos celebrar y debe aprobarse en la Cumbre, el Primer Foro Empresarial del Gran Caribe en la ciudad de Santiago de Cuba en el año 2017.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, —que tiene una larga tradición de cooperación en materia de prevención y enfrentamiento de desastres naturales tanto con los países de la CARICOM como con los países de Centro América—, ha trabajado con la Secretaría de la Asociación de Estados del Caribe para presentar una visión programática que incluye varios proyectos entre los cuales están los proyectos cubanos que ya mencioné.

A eso se suman otros en elaboración sobre el enfrentamiento a las especies invasoras del Mar Caribe como el pez león y también las algas sargazos que son un problema para las playas y por lo tanto afectan el turismo en muchos de nuestros países.

Con el ejercicio de la Presidencia del Consejo de Ministros de la AEC y con la realización en La Habana de esta Cumbre, Cuba se propone esencialmente contribuir al proceso de revitalización de la asociación que se inició en el año 2013 con la celebración de la V Cumbre de Pétion-Ville. Hacía 7 años, desde el 2005, con la 4ta Cumbre en Panamá, que no se celebraba una Cumbre de la AEC por diversas razones, y por iniciativa de Haití se celebró esta Cumbre en Pétion-Ville en el año 2013. Allí, México propuso celebrar la 6ta Cumbre en Mérida, la capital del estado de Yucatán, en abril del 2014 para celebrar el vigésimo aniversario de la asociación y para continuar contribuyendo a su revitalización.

Nosotros nos proponemos contribuir a fortalecer la AEC sobre la base de sus principios fundacionales, como organismo no solo de cooperación sino también de consulta y concertación política, tal como se define en su convenio constitutivo. En ese sentido, consideramos que la asociación ha concentrado en los últimos años sus principales esfuerzos en la cooperación, lo cual es positivo y debemos continuar fortaleciendo la consulta política entre sus miembros para enfrentar unidos los retos que amenazan la estabilidad, la paz, la unidad y la concordia entre las naciones y pueblos del Caribe.

De manera que no podemos permanecer indiferentes los miembros de la AEC, que somos la mayoría de los Estados Latinoamericanos y Caribeños, a la compleja coyuntura actual de América Latina y el Caribe como consecuencia de la contraofensiva oligárquica, con apoyo imperial y de sus aliados externos, contra los gobiernos populares y progresistas surgidos tras el fracaso del neoliberalismo en la región, lo que sin dudas constituye una amenaza a la paz y a la estabilidad, así como a la unidad y a la imprescindible integración de nuestra América.

En ese sentido, consideramos que la AEC debe guiarse, al igual que la , por los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe en la pasada II Cumbre de la CELAC, celebrada en La Habana en enero de 2014. De manera que el compromiso de los Estados de la región de no intervenir en los asuntos internos de cualquier otro Estado; de observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos; de fomentar las relaciones de amistad y cooperación entre sí y con otras naciones, independientemente de las diferencias entre los sistemas políticos, económicos y sociales o en sus niveles de desarrollo; de practicar la tolerancia y vivir en paz como buenos vecinos, así como respetar el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones, constituyen condiciones insoslayables para la paz, la concordia, el desarrollo y la integración de nuestros países.

Lo que les leí son algunos de los postulados más importantes de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Finalmente quiero decir que Cuba ha creado todas las condiciones para que la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe se realice exitosamente en La Habana y contribuya a la revitalización de la Asociación, así  como estrechar la unidad entre el Caribe y América Latina y a impulsar el proceso de integración.

Muchas gracias.

Preguntas de la prensa:

Patricia Grogg, IPS: Hoy termina una importante reunión en Estambul (Cumbre Mundial Humanitaria). El estimado que se hace para reunir los fondos necesarios, es de 20 mil a 30 mil millones de dólares. El Caribe insular es una región que ha alertado en más de una ocasión, que para enfrentar el cambio climático se necesitan fondos. ¿La AEC tiene algo previsto sobre este tema?  ¿Existe alguna relación entre esta Cumbre de Estambul y la de la AEC?

Manuel Aguilera de la Paz: Reitero que una de las áreas estratégicas en las que la Asociación de Estados del Caribe ha trabajado más en los últimos tiempos es en la cooperación para el enfrentamiento al cambio climático. Hay que decir que una de las mayores dificultades que enfrenta la AEC para la implementación de estos proyectos es la falta de financiamiento, del financiamiento básico.

Nosotros aspiramos a que, de acuerdo a lo aprobado en la COP 21 de París, los países desarrollados y en particular los países desarrollados que son miembros asociados y fundadores de la AEC, contribuyan a facilitar el financiamiento de algunos de los principales proyectos de la asociación.

Pero respondiendo finalmente a su pregunta, podemos decir que se trata de una tarea ardua, que está pendiente, y es una de las dificultades mayores con que se enfrenta la asociación, no sólo en este tema, sino en muchos otros.

Muchas gracias.

Fuente: CubaMinRex


 

Have your say