El fin de la guerra en Colombia

(Por )

da este jueves un paso histórico en con un sobre uno de los puntos más importantes de la agenda de negociación entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc: el fin del conflicto.

, representante del gobierno de Cuba, fue el encargado de leer el acuerdo alcanzado por las partes. Lo hizo en el salón de protocolo de El Laguito, en La Habana (Cuba), y ante los ojos del secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, de cinco presidentes y una delegación del Gobierno, Congreso, gremios y decenas de periodistas que fueron testigos del trascendental momento.

Entre los anuncios claves está que el acuerdo final de será firmado en Colombia. Además, que el acuerdo incluye la concentración de guerrilleros en 23 zonas, en las que estarán de civil y sin armas. También, que dejarán las armas que recibirá la ONU y aceptarán el mecanismo de participación que avale la Corte Constitucional para que el pueblo colombiano diga si acepta o no los acuerdos de paz.

Tras la lectura y firma del acuerdo, el presidente y el máximo jefe de las Farc, alias Timochenko, sellaron el acuerdo con un apretón de manos, acompañado del presidente en Cuba, .

En sus intervenciones, Castro dijo: “La paz no es utopía, es un derecho de todos los pueblos. Cuba en su condición de garante seguirá brindando las facilidades necesarias y contribuyendo en todo lo posible para que se cumple este acuerdo”.

Por su parte, ‘Timochenko’ mencionó que se está “muy cerca de la firma final que iniciará la construcción de una paz estable y duradera”.

Posteriormente, continuó: “El acuerdo final será la llave para dar vuelta a esa cerradura, pero requerirá la movilización constante de la gente para su cumplimiento”. También agregó que las Farc harán política: “Esa es nuestra razón de ser, pero con los mismo derechos y políticas de los demás partidos”.

Finalmente, el presidente Juan Manuel Santos anunció que el acuerdo final de paz será firmado en Colombia y que el compromiso con las Farc es resolver los puntos restantes lo antes posible.

Santos dijo que se garantizará la justicia para las víctimas y aseguró: “¡Nos llegó la hora de vivir sin guerra! !Nos llegó la hora de ser un país en paz, un país con esperanza!”.

Igualmente, explicó: “No solamente se acordó el fin de las confrontaciones –con un cese del fuego y hostilidades bilateral y definitivo–, sino que también se definió un cronograma preciso para que las Farc dejen las armas para siempre. Esto significa –ni más ni menos– el fin de las Farc como grupo armado”.

En su discurso citó cinco puntos clave en el acuerdo: “Primero: el fin del conflicto con las Farc; el segundo, que habrá justicia para las víctimas de todos estos años de violencia; el tercero, que los campos de Colombia tendrán un futuro con más oportunidades, donde el desarrollo, los servicios del Estado y la tranquilidad sean la regla y no la excepción.

El cuarto es una democracia fortalecida, donde todos quepamos, donde todos podamos opinar, disentir, construir; y el quinto: una paz estable y duradera, que nos dé la tranquilidad a todos de que los días oscuros de la guerra con las Farc no volverán jamás, nunca más”.

Paso a paso de la concentración de guerrilleros y la dejación de armas:

Una vez esté en vigencia el acuerdo final de paz, a partir del día uno “la Fuerza Pública reorganizará el dispositivo de las tropas para facilitar el desplazamiento de las estructuras de las Farc a dichas zonas”.

A partir del día 5, comenzará el desplazamiento hacia dichas zonas acordadas. Esto, “siguiendo las rutas de desplazamiento establecidas de común acuerdo entre el Gobierno Nacional y las Farc”.

En total son 23 zonas veredales transitorias de normalización y 8 campamentos. “Las zonas veredales transitorias de normalización tienen como objetivo garantizar el cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas e iniciar el proceso de preparación para la reincorporación a la vida civil de las estructuras de las Farc en lo económico, lo político y lo social, de acuerdo con sus intereses”.

El acuerdo fija que estas zonas son “temporales y transitorias” y cada una de ellas contará con equipos de monitoreo local. “Tendrán facilidades de acceso por vía carreteable o fluvial; sus límites corresponden a los de la vereda donde se ubican; pudiendo ser ampliados o reducidos por mutuo acuerdo dependiendo del tamaño de la vereda; tendrán una extensión razonable que permite el monitoreo y verificación y el cumplimiento de los objetivos de las zonas, fijando como referente accidentes geográficos o características del terreno”.

Aclara que “la salida de combatientes de las Farc de los campamentos se hará sin armas y de civil” y que “las autoridades civiles (no armadas) que tengan presencia en las zonas” permanecerán y continuarán ejerciendo sus funciones en las mismas”. Además, que “en los campamentos no habrá ni podrá ingresar población civil en ningún momento”.

Otro tema clave es que las Farc designarán “un grupo de 60 de sus integrantes (hombres y mujeres) que pueden movilizarse a nivel nacional en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de Paz”.

Y Añade: “Así mismo, por cada zona, las Farc designarán un grupo de 10 de sus integrantes que puede movilizarse a nivel municipal y departamental en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de Paz. Para estos desplazamientos los integrantes de las Farc cuentan con las medidas de seguridad acordadas con el Gobierno Nacional.

La dejación de armas

Este proceso será en dos tiempos: control de armamento y dejación de las armas, tras el registro, identificación, monitoreo y verificación de la tenencia, recolección, almacenamiento, extracción y disposición final.

“Con la Firma del Acuerdo Final inicia el proceso de Dejación de las Armas de las Farc, que incluirá el transporte del armamento a las zonas, la destrucción del armamento inestable y la recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de manera secuencial y en tres fases”, se lee en el acuerdo.

Además, que “para garantizar el control efectivo del armamento en cada zona se determinará un solo punto de almacenamiento, dentro de uno de los campamentos, en donde estarán ubicados los contenedores bajo el monitoreo y verificación permanente del Componente Internacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, de acuerdo con los protocolos concertados entre el Gobierno Nacional y las Farc”.

También indica: “Recibido el armamento, el día D+150, a más tardar el día D+180 finalizará el proceso de extracción de las armas por parte de Naciones Unidas, conforme a los procedimientos acordados para esta materia, y certificará el cumplimiento de este proceso procediendo a comunicarlo al Gobierno Nacional y a la opinión pública”.

Fuente: El Tiempo


Ver: Acuerdo sobre Cese al fuego y de hostilidades bilateral y Definitivo y Dejación de Armas, Garantías de Seguridad y Refrendación

Comentarios

Comentarios cerrados