ALBA preocupada por intenciones de golpe de Estado en Venezuela

El organismo alerta a la comunidad internacional sobre la estrategias de desestabilización regional.

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (), expresó por medio de un comunicado su solidaridad con , ante las pretensiones de la oposición de derrocar al Gobierno legítimo del presidente .

El texto refiere que ante el llamado de factores antidemocráticos nacionales e internacionales, el ALBA-TCP manifiesta su preocupación por las amenazas contra el sistema democrático que pone en riesgo la estabilidad política y la paz de la nación, lo que a su vez puede afectar la estabilidad de América.

El organismo precisa que las “oligarquías nacionales en asociación con factores internacionales intentan reeditar los amentables hechos del 11 de abril de 2002, cuando propiciaron un de Estado que generó violencia y muerte de ciudadanos inocentes, con el propósito de desconocer la voluntad del pueblo venezolano”.

Asimismo, alerta a la comunidad internacional sobre la estrategia de desestabilización golpista que se desarrolla actualmente en Venezuela, enmarcada en un plan contra los gobiernos progresistas, populares y de izquierda de la Región.

Comunicado del ALBA-TCP

ALIANZA BOLIVARIANA PARA LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMÉRICA

TRATADO DE COMERCIO DE LOS PUEBLOS

COMUNICADO ESPECIAL

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), manifiestan su solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, ante el llamado de factores antidemocráticos nacionales e internacionales, para derrocar su gobierno legítimo y constitucional el 01 de Septiembre de 2016.

El ALBA-TCP manifiesta su preocupación ante las amenazas contra el sistema democrático que ponen en riesgo la estabilidad política y la paz en la hermana República Bolivariana de Venezuela, lo que a su vez puede afectar la estabilidad de la Región.

Las oligarquías nacionales en asociación con factores internacionales intentan reeditar los lamentables hechos del 11 de abril de 2002, cuando propiciaron un golpe de Estado que generó violencia y muerte de ciudadanos inocentes, con el propósito de desconocer la voluntad del pueblo venezolano que, a través del voto popular, eligió en el año 2013 al Presidente Nicolás Maduro como sucesor del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías.

El ALBA-TCP alerta a la comunidad internacional sobre la estrategia de desestabilización golpista que se desarrolla actualmente en Venezuela, enmarcada en un plan contra los gobiernos progresistas, populares y de izquierda de la Región, para dar al traste con sus sistemas de protección de derechos humanos y con los procesos de integración y unidad regional.

Caracas, 31 de agosto de 2016

Fuente: Telesur


 

Have your say