La diplomacia estadounidense en la Guerra No Convencional contra Venezuela (Parte II y final)

(Por Katherinne Díaz Pérez)

En un artículo anterior, habíamos dicho que la diplomacia estadounidense, es decir, el , participa en los esfuerzos indirectos de la . También, mostramos cómo ha sido su labor en relación con desde comienzos del año, al menos en la esfera pública, pues no podemos descartar otras misiones un tanto desconocidas.

Hasta abril esta entidad ejecutiva había emitido cuatro declaraciones oficiales. De ahí que nos hayamos quedado con dos preguntas fundamentales: ¿Por qué el Departamento de Estado en mayo se dispone a abordar el escenario en cinco ocasiones, mientras que en cuatros meses lo hizo esporádicamente?, ¿Qué cambió?

Como sucedió con los anteriores, los cinco comentarios de mayo se originaron de preguntas de periodistas invitados a los resúmenes noticiosos del Departamento.

La primera vez fue el día 4. El asunto resultó ser el negado de visas por parte de EE.UU. a algunos venezolanos. El vocero no negó el hecho, solo afirmó que “estamos conscientes” de los informes al respecto del Gobierno bolivariano. Expresó que no podían hablar de los registros de visados, ya que “son confidenciales”. No obstante, para demostrar cuán “generosos” suelen ser aseveró que el Gobierno facilita “las solicitudes de autoridades gubernamentales extranjeros para viajar a EE.UU.” Ante tal respuesta, un periodista insistió en el tema, pero el funcionario no dijo más.(1) 

El 17 de mayo, Venezuela se volvió a insertar en la agenda de preguntas y respuestas. En ese entonces, un reportero inquirió sobre la “crisis política que se profundiza” en el país y sobre los comentarios del presidente respecto a las incursiones de un avión militar.

El vocero estadounidense , haciendo uso de sus modales diplomáticos, refirió que la primera interrogante se la dejaría a los “militares”. Un “no tengo ninguna información sobre eso” dejó claro su indisposición para comentar el tema. Por ende, decidió hablar de la “crisis”, una situación que evidentemente sí estaba/está incluida dentro de su guión expresivo.

“Seguimos estando junto a la comunidad internacional para expresar nuestra preocupación por las difíciles condiciones que el pueblo venezolano está experimentando, incluyendo, el empeoramiento de la escasez de alimentos, medicinas, electricidad y bienes de consumo básico. Creemos que la solución a estos desafíos están -van a requerir- la inclusión de todas las partes interesadas, y ahora, creemos que es el momento para que los líderes escuchen diversas voces de Venezuela y trabajen juntos en paz para encontrar soluciones […] Seguimos pidiendo que se respete la voluntad del pueblo, el estado de derecho, la separación de poderes dentro del gobierno, y el proceso democrático allí”.(2)

Como leyeron, su discurso se apegó a la supuesta visión internacional de lo que sucede en Venezuela, se comprometió con el “pueblo” –siempre EE.UU. a favor de los pueblos del mundo-, exhortó al diálogo, a la paz, y demandó los típicos valores universales que una y otra vez pregona la alocución gubernamental.

Al otro día, vino otra pregunta sobre el territorio bolivariano. Kirby de nuevo empleó las mismas oraciones, las mismas ideas: “Nuestra profunda preocupación por las difíciles condiciones que el pueblo […]”. Solo añadió: “los informes de uso excesivo de la fuerza y la violencia contra los manifestantes, obviamente, es preocupante para nosotros y de gran inquietud. Sí, hemos visto estos informes y no creemos que esa sea la respuesta adecuada a la protesta pacífica de las dificultades reales que enfrenta el pueblo de Venezuela”.(3)

Ante la insistencia del reportero de qué consideraba como “uso excesivo de la fuerza”, el vocero respondió que no quería “entrar en una discusión táctica”. Se le preguntó por la carta abierta del secretario general de la Organización de Estados Americanos () y afirmó que “no hemos visto ese informe”.(4) 

Indudablemente, la diplomacia debe parecer que siempre está al margen de los problemas y la Guerra No Convencional es así: desde afuera timoneando los sucesos. La OEA, en este caso, una organización regional sin fronteras estatales fue la elegida para convertirse en el actor político de las demandas contra el Gobierno bolivariano.

Por eso, pasó intrascendente el 19 de mayo con el tema de los visados y vino el 31, el último día del mes, cuando John Kirby expresó que EE.UU. se unía al llamado realizado por la OEA para el diálogo en Venezuela con el fin de encontrar soluciones. De ahí que la posición oficial de EE.UU. era la de que siguen los acontecimientos y observan desde afuera las reuniones en República Dominicana y con el primer Ministro de España.(5)

De modo que el comportamiento de la diplomacia estadounidense respecto a Venezuela, desde comienzos de año, ha sido discreto y en exceso oportuno. Con un discurso con márgenes estrictos de lo que se puede y debe decir, EE.UU. ha dejado claro que siguen los acontecimientos. Y por el contrario a lo que parece, Venezuela sí es una prioridad para la Casa Blanca.

Las labores públicas del Departamento de Estado no permiten saber con exactitud en qué momento estamos de la injusta Guerra No Convencional contra el Estado bolivariano. No obstante, consideramos que llevan tiempo creando las condiciones de factibilidad y conveniencia y, ahora fue que encontraron un pretexto: La “crisis política” y el apoyo e involucramiento de la OEA.

El escalonamiento a otros niveles de la estrategia dependerá de la efectividad y, por supuesto, de otras condiciones; las cuales tendrán que lidiar con la contraofensiva del Gobierno de Nicolás Maduro ante tales sucias maniobras y la solidaridad de y los pueblos del mundo que luchan por un sistema alternativo al hegemónico.

Mientras tanto, los resúmenes diarios noticiosos hacen ver una especie de teatro donde periodistas y voceros entran en un juego de roles, ya preconcebido. No nos creemos que Venezuela no sea importante y solo de interés noticioso de los medios de comunicación.

Referencia 

1 Ver Daily Press Briefing, Mark C. Toner, Washington, DC, 4 de mayo de 2016, disponible en http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2016/05/256873.htm

2 Ver Daily Press Briefing, John Kirby, Washington, DC, 17 de mayo de 2016, disponible en http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2016/05/257315.htm

3 Ver Daily Press Briefing, John Kirby, Washington, DC, 18 de mayo de 2016, disponible en http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2016/05/257328.htm

4 Idem.

5 Ver Daily Press Briefing, John Kirby, Washington, DC, 31 de mayo de 2016, disponible en http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2016/05/257836.htm

Fuente: Cuba Defensa


Ver: Diplomacia estadounidense en la Guerra No Convencional contra Venezuela (Parte I)

 

Have your say