La OEA y nuestro ¡México lindo y querido!

(Por / Colaborador de la Santamambisa)

En unos días tendrá lugar en Cancún la Asamblea General de la . Allí se verán la cara los que suspiran por una América sometida, que actúe siguiendo el designio de los émulos de César y los que luchan por una América digna que se haga respetar, según los anhelos de Espartaco.

Con Martí proclamamos ¡Abajo el cesarismo americano! Dos grandes de la historia de visitaron en la flor de su juventud y quedaron prendados por la grandeza de ese país y su papel preponderante en la América nuestra. , conocido universalmente como Héroe Nacional y Apóstol de la Independencia de Cuba viajó por primera vez a en 1875, a los 22 años. , destacado antimperialista, líder estudiantil, fundador del primer partido comunista de Cuba, visitó México en 1920 cuando solo tenía 17 años.

Los dos utilizaron los mismos medios de comunicación: barco hasta Veracruz y ferrocarril hasta la capital. Ambos se sintieron impresionados por la belleza del país y supieron valorar el papel preponderante que podía desempeñar ese país en la América nuestra. Martí subrayó en aquel entonces: «México crece. Ha de crecer para la defensa (…) Ha de ser digno del mundo… ¡Oh México querido!…!Oye el clamor de un hijo tuyo que no nació de ti!». Por su parte Mella exclamó 45 años después: « (…) “jamás un invasor podría dominar este bravo pueblo, al que pertenezco desde hoy…” y más adelante señala “(…) ¿Por qué razón? ¿Por qué justicia nos domina Estados Unidos? Por ninguna. Por esa sinrazón, por esa injusticia, es que un odio furioso como un vendaval guarda el pecho mío contra la nueva Cartago…»

A 142 años de la primera visita de Martí y a 97 de la visita de Mella algunos de los hijos del hermano pueblo mexicano han olvidado la hermosa historia de lucha que han heredado y a contrapelo de lo que la mayoría de sus coterráneos anhelan, asumen posturas vergonzantes y sin disimulo, doblan la cerviz y se ponen al servicio del imperio. Hay varios empresarios devenidos políticos desempleados que se suman a la camarilla vociferante contra el gobierno venezolano, como el expresidente , el que ofendió a Fidel al pedirle que “participara en la cena y después regresara a Cuba” para no insultar al Presidente Yanqui.

Otro que bien vuela es el actual Canciller, Luís Videgaray que se ha convertido en el copista más destacado del “alacrán malojero” o “gusarapo con levita”, que por cualquiera de esos epítetos debiera ser conocido, Mr. . ¿A qué se dedican estos dos alabarderos del imperio? Están “echando el buche” en los preparativos de la próxima reunión de Cancilleres de la OEA con el objetivo de intentar lograr lo que no han podido lograr hasta el momento: consenso para sancionar a Venezuela. Quieren hacerlo en un lugar “aséptico”, donde pretenderán bloquear la participación popular. Olvidan que “una cosa es con guitarra y otra con violín” y como afirmara el joven Mella durante su visita a México: “Ese amor a los cachorros de mi sangre y ese odio santo al águila enemiga, son los que engendran mi ideal de unir a los cachorros”. ¡Y los cachorros unidos vencerán!

Fuente: Santa Mambisa


 

Have your say