Pretenciosa y equivocada postura de EEUU ante declaraciones de Fidel

(Por )

Dos portavoces de , portavoz del Departamento de Estado, y , portavoz de la Casa Blanca– reaccionaron ante la aparición de un artículo del compañero Fidel, titulado “Hermano Obama”, en el que realiza una dura crítica al discurso del presidente Barack Obama el pasado 22 de marzo en el Gran Teatro de .

Por su parte, Kirby trató de restar importancia al papel de liderazgo histórico de Fidel al descartar, primero que todo, que EEUU no espera que sus reflexiones repercutan en la normalización de relaciones entre y La Habana. Estas declaraciones surgieron a raíz de una pregunta sobre las declaraciones del Comandante aparecidas hoy y si las mismas influirían en el proceso de normalización entre ambas naciones. Respondiendo la demanda, dijo: “Para ser breve, la respuesta es no: el Sr.  Castro puede hablar por sí mismo de lo que piensa sobre el pasado y el futuro de las relaciones entre EEUU y ”. (…) “Las políticas previas de los últimos cincuenta años no han funcionado, creemos que hay que comprometerse para tener finalmente relaciones normales con ”.

El craso error de Kirby radica en que Fidel representa legítimamente a nuestro pueblo y sus puntos de vista son expresión del sentir de todos los cubanos revolucionarios. Yo, como casi todos, comparto y aplaudo sus puntos de vista. Tal posición la he manifestado, al igual de centenares de compañeros, en las redes sociales, donde expresamos que no nos dejaremos engañar por la retórica hipócrita de Obama.

Para Kirby, siguiendo el patrón especulativo y evasivo ante las deudas históricas contraídas por EEUU con Cuba, todo se resolverá olvidando. Para él, como para Obama, “la mejor manera de avanzar es cooperando”.

Por su parte, un eufórico trasnochado como Earnest, declaró con un inusitado triunfalismo que la crítica de Fidel al discurso de Obama demuestra que la visita del mandatario tuvo el efecto previsto por los norteamericanos, en el sentido de “aumentar la presión” para que el gobierno cubano mejore su respeto a los derechos humanos. En sus propias palabras, dijo: “El hecho de que el expresidente se sintiera obligado a responder de forma tan contundente es una indicación del significativo impacto de la visita del presidente Obama a Cuba”.

Los cubanos, como ya dije en una oportunidad, no aceptamos que nos vendan un pescado podrido en materia de democracia y derechos humanos. Por eso te apoyo, Fidel.

Fuente: Descubriendo Verdades

Ver: El hermano Obama, por Fidel Castro


Obama en Cuba

Have your say